4 de junio de 2024

El Rincón de la Poesía: Piedad Bonnett

 


Piedad Bonnett,

XXXIII Premio Reina Sofía 

de Poesía Iberoamericana


Piedad Bonnett, una de las autoras latinoamericanas más reconocidas, ha sido galardonada con el XXXIII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Su poesía intimista, emocional, reflexiona sobre el sinsentido de la vida y sobre la muerte, al tiempo que lucha contra la deshumanización.

ORACIÓN

Para mis días pido,
Señor de los naufragios,
no agua para la sed, sino la sed,
no sueños
sino ganas de soñar.
Para las noches,
toda la oscuridad que sea necesaria
para ahogar mi propia oscuridad.

 

 

LAS CICATRICES

No hay cicatriz, por brutal que parezca,
que no encierre belleza.
Una historia puntual se cuenta en ella,
algún dolor. Pero también su fin.
Las cicatrices, pues, son las costuras
de la memoria,
un remate imperfecto que nos sana
dañándonos. La forma
que el tiempo encuentra
de que nunca olvidemos las heridas.

3 de junio de 2024

Centenario de la muerte de Franz Kafka

El término kafkiano remite a una situación absurda, angustiosa. Todo lo que rodea a Kafka es kafkiano, empezando por su obra, que nos ha llegado en contra de su voluntad, pues él pidió a su amigo Max Brod que, a su muerte, quemara todos sus manuscritos, aunque este, afortunadamente, no le hizo caso y hoy, cuando se celebran 100 años de su muerte, podemos seguir disfrutando de sus libros. Queremos recomendaros tres de sus novelas más conocidas, con las que podréis aventuraros en sus desconcertantes universos:

Cuando Gregorio Samsa se despertó aquella mañana, después de un sueño agitado, se encontró sobre su cama convertido en un insecto monstruoso. Estaba echado sobre el quitinoso caparazón de su espalda, y al levantar un poco la cabeza, vio la figura convexa de su vientre oscuro, surcado por curvadas durezas, cuya prominencia apenas si podía aguantar la colcha, visiblemente a punto de escurrirse hasta el suelo. Innumerables patas, lamentablemente escuálidas en comparación con el grosor ordinario de sus piernas, ofrecían a sus ojos el espectáculo de una agitación sin consistencia.

Alguien tenía que haber calumniado a Josef K. pues fue detenido una mañana sin haber hecho nada malo. La cocinera de la señora Grubach, su casera, que le llevaba todos los días a eso de las ocho de la mañana el desayuno a su habitación, no había aparecido. Era la primera vez que ocurría algo semejante. K esperó un rato más. Apoyado en la almohada, se quedó mirando a la anciana que vivía frente a su casa y que le observaba con una curiosidad inusitada. Poco después, extrañado y hambriento, tocó el timbre. Nada más hacerlo, se oyó cómo llamaban a la puerta y un hombre al que no había visto nunca entró en su habitación.

Cuando K llegó era noche cerrada. El pueblo estaba cubierto por una espesa capa de nieve. Del castillo no se podía ver nada, la niebla y la oscuridad lo rodeaban, ni siquiera el más débil rayo de luz delataba su presencia. K permaneció largo tiempo en el puente de madera que conducía desde la carretera principal al pueblo elevando su mirada hacia un vacío aparente.

27 de mayo de 2024

XIV Rally Fotográfico Literario

PRINCIPIOS

    Este año el tema escogido es “Principios”, palabra polisémica que nos acerca al primer instante de algo, a las normas fundamentales que rigen la conducta o incluso al inicio de algunos libros que hablan de orígenes. Hemos seleccionado estos seis textos para que nuestros alumnos los ilustraran con sus imágenes.

    Y esta es la propuesta que nos han hecho las hermanas  María y Laura Figuero Casas (de 1º de Bach. C), ganadoras un año más del premio al Mejor Conjunto Fotográfico

           1.  En el principio, Dios creó los cielos y la tierra.

La tierra no tenía entonces ninguna forma; todo era un mar profundo cubierto de oscuridad y el espíritu de Dios se movía sobre el agua.

Entonces Dios dijo: “Que haya luz”. Y hubo luz. Al ver Dios que la luz era buena, la separó de la oscuridad y la llamó «día», y a la oscuridad la llamó «noche». De este modo se completó el primer día.

La Biblia, Génesis 1:1



    2. Macondo era entonces una aldea de 20 casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.

Gabriel García Márquez, Cien años de soledad



    3. Van forjando al rocío fondo y forma
en la secreta fragua, […]
Y cómo estos principios se combinan
para pulir, tal piedra de diamante,
el silencio y la rosa
de donde nace al fin, como del poro
de la noche agitada van naciendo
nuestros sueños más íntimos,
esa pequeña gota
destilada en el tallo de cualquier loca avena.

Andrés Trapiello, “A una gota de rocío”


        4. Por dificultades en el último momento para adquirir billetes, llegué a Barcelona a medianoche, en un tren distinto del que había anunciado y no me esperaba nadie. Era la primera vez que viajaba sola, pero no estaba asustada; por el contrario, me parecía una aventura agradable y excitante aquella profunda libertad en la noche”.

Carmen Laforet, Nada


5. En el principio era el amor.
En todo tenía su reino.
La noche entera era el latido
de tan hondo enamoramiento.

El amor y las almas, juntos
fueron creando el Universo.
Las almas fueron su metal.
El amor su mágico fuego.

En el principio era el amor.
Los cuerpos estaban desiertos,
y cada cuerpo buscó un alma
que lo tuviera prisionero.

 José Hierro, “Dos fábulas para tiempos sombríos” (Génesis) 




        6. Yo, señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo. Los mismos cueros tenemos todos los mortales al nacer y sin embargo, cuando vamos creciendo, el destino se complace en variarnos como si fuésemos de cera y en destinarnos por sendas diferentes al mismo fin: la muerte. Hay hombres a quienes se les ordena marchar por el camino de las flores, y hombres a quienes se les manda tirar por el camino de los cardos y de las chumberas.

C.J. Cela, La familia de Pascual Duarte

 







En la modalidad de Mejor Fotografía, las ganadoras han sido Sara y Vega López Martín (de 4º ESO A), que han ilustrado con esta fotografía el inicio de La familia de Pascual Duarte:
"Hay hombres a quienes se les ordena marchar por el camino de las flores, 
y hombres a quienes se les manda tirar por el camino de los cardos y de las chumberas."


Enhorabuena a las galardonadas
gracias a todos los que habéis participado.

XVI Concurso de Poesía y Relato corto Francisco Salinas

Este año hemos celebrado el XVI Concurso de Poesía y Relato corto Francisco Salinas con el tema: "Principios". En la modalidad de Poesía, la ganadora ha sido Claudia García Prieto de 1º ESO A; y en la modalidad de Relato corto, el ganador ha sido Abdul Ahad Uddin, de 3º ESO D. Desde aquí les damos a ambos la enhorabuena.


 LA VIDA ES UN PRINCIPIO

Todo tiene su principio
y todo tiene un final,
pero lo mejor de todo
es poderlo disfrutar.
Disfrutar de nuestra vida
para poder comenzar
ese interesante viaje
que nos toca vivenciar.
Son esos primeros pasos
que nos enseñan a dar
nuestros padres y abuelos
sin dejarnos de mirar.
El primer día de colegio,
con el miedo de mamá
porque aún no se ha enterado
que he crecido de verdad.
Luego llega el instituto,
los primeros días son
como si ya de repente
te hubieses hecho mayor.
Estos y otros principios
ya me ha tocado vivir
pero a partir de ahora
principios me quedan mil.

Claudia García Prieto

1º ESO A

---------------


PRINCIPIOS 

En la gran ciudad estaba nevando. Mi nombre es Daniel y estaba viendo desde la enorme ventana de mi habitación los blancos copos de nieve cayendo sobre la ciudad, cubriéndola de un hermoso manto blanco. En ese momento, recordé las últimas palabras de mis padres antes de que se fueran de viaje por trabajo a la capital. Dijeron que volverían después de 5 días, exactamente el viernes, y que no me sintiera solo puesto que mi abuela estaría conmigo y, para recompensarme, me regalarían una laptop, aunque yo ya estoy muy acostumbrado a estos tipos de regalos: tengo una Play Station, un Samsung Galaxy Ultra Pro-Max, dos Rolex y de paga, 100 euros a la semana. Sin embargo, lo que realmente me gustaría sería sentir nuevas sensaciones como las que me transmitían las películas.

Mi madre era una abogada conocida en todo el país y mi padre, el dueño de una empresa famosa de aviones llamada “Chanax”; básicamente éramos millonarios. Muchos estarían celosos de mi vida, pero prefiriría una vida normal, pues lo cierto es que ellos estaban tan ocupados que ni si quiera los conocía bien. Venían cada cinco días y se quedaban un par de ellos; por eso, mis padres eran para mí dos desconocidos; sin embargo, mi abuela era la persona que más quería, porque me demostraba su amor sin tantos lujos, me apoyaba en todo y ese era el mejor regalo que me podía hacer. A veces, cuando me sentía solo, llamaba a mis mejores amigos para quedar con ellos, Ahmed, Robín e Isa.

De repente, me acordé de que tenía que acabar los deberes de Lengua que había mandado la señora Fátima. El ejercicio consistía en hacer una redacción de nuestras tradiciones familiares; el título era “Mis principios”. No sabía nada de ellas, pero me acordé de repente de la abuela. Tenía 66 años, seguro que sabía algo, me dije a mí mismo. Me fui a nuestro gigantesco salón, donde estaba bordando hermosos tulipanes en una preciosa tela blanca. Me acerqué y le pregunté:

- ¿Cuáles son las costumbres de nuestra familia?

La abuela me dijo:

-Daniel, nuestros principios son muy antiguos, pero esas costumbres han desaparecido desde que tu padre empezó a trabajar; concretamente, hace 10 años que no se celebra la Cuertafía.

-Abuela, ¿qué es la Cuertafía?.

Me explicó que era una festividad que se celebraba el 21 de enero, en honor a nuestro antepasado Muhammad de Cuella, creador de la familia. En esta fiesta, las mujeres cocinaban comida típica, los hombres decoraban el salón y los ancianos contaban historias a los más pequeños. Yo escuchaba atentamente las palabras de mi abuela y apuntaba todo en mi libreta.

Al día siguiente, en clase, mientras esperaba mi turno para leer mi redacción, me aburría y pensaba cuándo se acabaría la clase y podría irme a jugar a la Play. Llegó mi turno, leí mi redacción y la señora Fátima me puso un 10. Mi profesora era una señora alta y joven, de unos 29 años, muy amable.

Regresé a casa. Cuando llegué, fui directo a mi habitación, a jugar a la Play, como me había prometido a mí mismo, pero de pronto mi abuela me llamó. Vi que estaban mis padres, y  me quedé asombrado, y también vi que mi abuela estaba llorando.

- ¿Qué ocurre, por qué estáis vosotros y por qué la abuela está llorando?

- Hijo, nos vamos a vivir a la capital; y no te preocupes por tu abuela, ella está llorando porque vamos a vender la casa.

- ¡Qué! Pero este es mi hogar, mis recuerdos, donde están mis amigos, y este palacio es el hogar de cinco generaciones familiares, aquí se encuentran nuestros principios y costumbres.

-Este viejo palacio no será mejor que nuestra mansión y además vas a tener nuevos amigos. No te sientas mal, te vamos a regalar una Smart TV y un viaje en primera clase a las Maldivas –dijo mi padre.

-Padre, la vida no consiste solo en tener dinero, hay cosas más importantes, y vosotros, que para mí sois unos verdaderos desconocidos, os preocupáis más por vuestro trabajo que por mí. Por eso quiero estar con mis amigos y con la abuela; ellos sí que me conocen bien.

Mi padre, enfadado, me ordenó que me fuese a mi habitación. M e fui corriendo, llorando sin parar, pensando que mi opinión no tenía sentido y que era la persona más desafortunada del mundo. Después de un rato agobiante, vino mi padre y me dijo que ellos se iban a vivir a la capital y que volverían cada 2 meses. Que yo me iba a quedar solo con la abuela en el palacio. Me alegré tanto que fui corriendo hacia ella para calmarla y darle la buena noticia. Mi abuela también se puso feliz.

Pasaron dos meses, al día siguiente, el 4 de enero, iban a venir mis padres y mi abuela me preguntó si me sentía alegre. Yo asentí, pero me sentía mal por la última vez que había estado con ellos, por si se sentían mal por lo que había dicho o por si pensaban que no los quería o... Mi mente daba muchas vueltas. Mi abuela me notó que estaba preocupado:

-No sufras; tus padres no se lo van a tomar mal. ¿Qué te parece si hacemos una fiesta?

-¿Y si celebramos la Cuertafia? Y no solo eso, también llamaremos a toda la familia.

Mi abuela dijo que sí de una forma alegre. Llamamos a los miembros de la familia y todos aceptaron. Llegó el día. Mi familia estaba presente, éramos 120 personas; empezamos a decorar el gran salón de ceremonias. Mis padres llegaron y se sorprendieron, pero lo celebraron con nosotros. Me alegré tanto de saber que por fin a  mis padres les importaba la familia.

Abdul Ahad Uddin
3º ESO D

22 de mayo de 2024

Escrito en el barro



Sin torno ni horno. Solo con sus manos. Así han realizado sus trabajos nuestros aprendices de ceramistas y alfareros de 4º de ESO de Cultura Clásica.
A imitación de aquellos objetos de la Grecia antigua han creado vasos y recipientes de todo tipo.
Decoran la vitrina de nuestro vestíbulo cerámicas de motivos geométricos o de influencia oriental, de figuras negras o rojas: copas, cálices, ánforas, vasijas, tinajas o esculturas “korai” -muchachas hieráticas-, venus o afroditas- incluso sin sus brazos- y algunas cráteras con el perfil de las macetas de barro que en primavera se cuajan de flores y que en la Antigüedad servían para rebajar con agua el vino puro.
Con la destreza y la habilidad manual de un auténtico kerameus los alumnos han demostrado, gracias a este proyecto, la belleza y la utilidad que nos transmite el arte griego.
Cristina González Díez
Latín y CCL

29 de abril de 2024

Exposición: Miguel Delibes ilustrador. Los dibujos de "El Camino"


Tenemos el gusto de anunciaros que, a partir de hoy y durante dos semanas, podremos disfrutar en el vestíbulo del instituto de esta interesante exposición, formada por 21 dibujos, realizados por Miguel Delibes, para una edición norteamericana de El Camino, publicada en 1960. La exposición llega a nuestro centro gracias a la colaboración de la Consejería de Educación y de la Fundación Miguel Delibes, a quienes agradecemos  profundamente su labor.
Mañana, martes 30 de abril, se inaugurará con la presencia del presidente de la fundación, don Germán Delibes de Castro, quien, a continuación, impartirá una charla a los alumnos de 2º de bachillerato y 4º de ESO.

LA ACTIVIDAD EN FOTOS




Pulsa aquí aquí para ver los caligramas de nuestros alumnos.